ARTE CONTEMPORANEO DE LA GENERALITAT. TRES AÑOS DE ADQUISIONES

ARTE CONTEMPORANEO DE LA GENERALITAT. TRES AÑOS DE ADQUISIONES

El CCCC repasa tres años de adquisiciones de la Col·lecció d’Art Contemporani de la Generalitat

Se presentan por primera vez en València las 22 obras adquiridas en 2019 junto a una selección de 20 piezas de los dos años anteriores

La Col·lecció d’Art Contemporani de la Generalitat Valenciana ofrece una panorámica de la creación artística actual desde diferentes perspectivas y generaciones de artistas

El Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC) repasa tres años de adquisiciones de la Col·lecció d’Art Contemporani de la Generalitat Valenciana. La exposición ‘3 anys d’adquisicions’ exhibe hasta el 6 de junio, las 22 obras adquiridas en 2019, junto a una selección de los dos años anteriores, 2017 y 2018. En total, las salas Ferreres-Goerlich muestran 42 obras de 42 artistas valencianos y valencianas de distintas generaciones y sensibilidades que abordan el proceso de creación artística, ofreciendo nuevas perspectivas sobre nuestro entorno más cercano.

La directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga y el director del CCCC y comisario de la muestra, José Luis Pérez Pont, han presentado esta mañana la exposición acompañados por algunos de los artistas representados en la muestra.

En 2017 la Consellería de Educación, Cultura y Deporte inició una campaña de adquisición de obras de arte con el propósito de reunir una colección de piezas representativas de la actualidad artística valenciana, construyendo un patrimonio de presente que se proyecta en el futuro. Desde entonces, se han reunido un significativo número de obras que forman la Col·lecció d’Art Contemporani de la Generalitat Valenciana.

Amoraga, ha afirmado que con la compra de arte contemporáneo se apoya “al sector de artes visuales, a los creadores y a las empresas” y ha resaltado la colección de arte contemporáneo que ha creado la Generalitat compuesta hasta el momento de 110 obras en las que se ha invertido más de un millón y medio de euros y que pone a disposición de los ciudadanos. “Obras eclécticas porque recogen diferentes sensibilidades, técnicas y perspectivas de entender el arte y que son contempladas en las exposiciones que itineran por el territorio valenciano gracias a la coordinación de Consorci de Museus”.

El director del CCCC ha explicado que “la exposición nos permite observar esta colección ya con una cierta perspectiva y poner en valor el trabajo desarrollado a lo largo de estos tres años, una labor con la que se pretende activar el mercado del arte en nuestro territorio y al mismo tiempo reconocer a estos creadores y creadoras y fomentar el aprecio por nuestro patrimonio artístico contemporáneo”.

Pérez Pont ha añadido que “sus obras son un reflejo de la sociedad y de nuestro entorno actual, nos muestran las problemáticas que nos rodean desde la crisis climática y el territorio, reflexiones sobre nuestro modo de ser y estar en la vida y las formas de relacionarnos. Desde diferentes lenguajes artísticos y puntos de vista las piezas dialogan entre sí sobre cuestiones de nuestra realidad y nos interpelan fomentando nuestro pensamiento crítico”.

A lo largo de estos tres años el Consorci de Museus ha organizado 21 exposiciones que se han podido ver además de en Castelló, València y Alicante en las localidades que ostentaban la capitalidad cultural valenciana: Potries, Sagunto, Villafranca del Cid y Altea, y en Almenara.

Obras

La nave central de las salas Ferreres-Goerlich reúne las piezas adquiridas en 2019 que se presentan por primera vez en València, un recorrido que se inicia con la pieza de grandes dimensiones de Enric Fort (Benifairó de les Valls, 1987) ‘The end of caresses. The machine’. En ella el espectador asiste a la creación de una escultura en vivo y en tiempo real y es testigo de la transformación del dinero en puro material.

La instalación ‘Solo a dos voces’ de Isidro Blasco (Madrid, 1962, residente en Alicante) es una pieza homenaje a su padre, el artista Arcadi Blasco. La instalación mezcla la arquitectura, la fotografía y la escultura.

La pieza ‘Performance-Down’ de Álvaro Terrones (Castelló, 1980) es un conjunto de litografías que corresponden a acciones artísticas documentadas fotográficamente y estructuradas como secuencias poéticas, surgidas del diálogo sobre varios aspectos de la existencia del vínculo familiar con el síndrome de Down.

‘Munt’ de Ana Sansano (Onda, 1973) pertenece a la serie ‘Viaro’ en la que la artista reflexiona sobre el tiempo, la vida y como transitamos por ella.

El título de la obra ‘Mantras I-II’, de Aurelia Masanet (Alcoy, 1955), hace referencia al acto de doblar y plegar varias veces, y llega a establecer un diálogo místico, silencioso, paciente y meditativo con el material, para buscar transmitir equilibrio y serenidad.

La exposición incluye una selección de 31 ilustraciones originales de la novela gráfica ‘El día 3’ de Cristina Durán (València, 1970) ganadora del Premio Ciutat de Palma de Cómic (2016). La publicación, con guion de Miguel Ángel Giner Bou y Laura Ballester, es un homenaje a las víctimas del accidente de metro de València en 2016.

La instalación sonora y visual ‘Sínia/Sènia’ de Edu Comelles (Barcelona, 1984, residente en València) explota la dimensión sonora de un elemento del patrimonio rural, las norias de agua, con una sucesión de grabaciones de sonido.

‘Sin título’ de Enric Mestre (Alboraya, 1936) es una propuesta escultórica de gres que reflexiona en torno a la arquitectura.

En su instalación ‘Paseo Y-19’, Irene Grau (València, 1986) reflexiona sobre el hecho de andar como la primera herramienta fundamental con la que medir el mundo y medirse dentro de él.

La instalación multimedia de Jota Izquierdo (Castelló, 1972) ‘Habitar la copia: colonialidad’ analiza, a partir de los vendedores conocidos como ‘manteros’, las tensiones económicas y culturales entre norte y sur global.

‘Máquina para juntar esquinas’ de Luisa Pastor (Alicante, 1977) es una instalación compuesta por 15 ‘collages’ en los que hay representada la desarticulación formal de una ‘máquina’ que invita al espectador tanto a su contemplación como a transitar a través de ella.

‘Cubos formados. Políptico I’ de Lukas Ulmi (Lucerna, 1958, residente en València) plantea una reflexión sobre el cubo que se dibuja en el espacio. El cubo se establece como una posibilidad desdibujada y trazada con finas varillas de hierro que aparece solo en un punto. La participación del espectador, la cinética y el efecto visual acaban de definir la pieza.


En la instalación ‘El fin y la persistencia’ de Marla Jacarilla (Alcoy, 1980), la muerte de los protagonistas de varias novelas (‘Madame Bovary’, ‘Un mundo feliz’, ‘Lolita’, ‘Crónica de una muerte anunciada’, ‘Las vírgenes suicidas’, ‘Ana Karenina’, ‘Muerte en Venecia’, ‘El extranjero’) se contrapone a la persistencia de la literatura.

La estructura ‘S’ de Massimo Pisani (Mantova, 1958, residente en Alicante) es el resultado del equilibrio entre tensiones producidas por los materiales. Toda la estructura está atravesada por un elemento en tensión que acaba en una botella química con azufre.

‘Estudio caminante’ de Pablo Bellot (Alicante, 1976) muestra en un lienzo la imposibilidad de la imagen y de lo antivisual como reflejo del momento contemporáneo y la desintegración del individuo.

‘Les esferes’ de Paco Martí (Castelló, 1956) es una serie de 6 fotografías que muestran el paisaje familiar y próximo del autor, acompaña su paseo con un elemento intruso, las esferas, que interactúan con la imagen lúdicamente, reforzando el sentido del juego.

‘Celda 148’ de Patricia Gómez y María Jesús González (València, 1978) forma parte del ‘Proyecto para cárcel abandonada’, una intervención artística desarrollada en la antigua prisión Modelo de Valencia, con el propósito de rescatar y documentar la memoria impresa de los muros.

‘Puig de Randa’ de Pepa López Poquet (Villalonga de la Safor, 1955) es una videoinstalación que tiene como referente analítico el concepto de elipsis cinematográfica, con la que presenta una cadena de significantes y sugerencias.
La instalación ‘Anatomías’ de Rafaela Pareja (Vinalesa, 1962) está compuesta por un conjunto de piezas que generan un espacio orgánico, donde las incrustaciones de porcelana producen diferentes juegos de luces y sombras, creando un paisaje de blanco sobre blanco que investiga el mundo de los sueños.

‘20.000 pies de altura o la memoria ínfima’ de Rubén Tortosa (Mogente, 1964) es una instalación interactiva que nos transporta al viaje y trayecto representado en una acción en el espacio expositivo.

‘Bata de cola. La salida’ de Susana Guerrero (Elche, 1972) es una pieza realizada tejiendo cables reciclados de plástico con interior de cobre. De la serie ‘La mare i el temps’ reflexiona sobre la salida del hijo, el cambio del hecho cotidiano y el tiempo que ya no te pertenece.

‘Bleecker’ de Victoria Civera (Puerto de Sagunto, 1955) es una escultura e instalación en pared reflejo de la trayectoria del artista. En su trabajo, figuración y abstracción se mezclan de forma libre y expresiva.

Selección 2017 y 2018

Desde diferentes ejes temáticos se presenta una selección de 20 obras procedentes de las adquisiciones de 2017 y 2018. En torno a la ‘Emergencia climática’ se pueden ver las obras de Agustín Serisuelo y Vicente Tirado del Olmo. ‘Distopías’ muestra los trabajos de Pilar Beltrán, Xavier Monsalvatge, Damià Jordà. ‘Resistències’ agrupa las propuestas de Tania Blanco, Teresa Lanceta y Ernesto Casero. Las piezas de Paloma Navares, Art al Quadrat, Bleda y Rosa hablan a cerca de la ‘Memoria’. Se exhiben las ‘Utopías’ de Xavier Arenós, Joël Mestre y Nelo Vinuesa; los ‘Paisajes tecnológicos’ de Inma Femenía; las ‘Ficciones’ de Rosell Meseguer y Cristina de Middel y las ‘Palabras’ de Teresa Cebrián, Marta Negre y Mery Sales.

error: Content is protected !!