DIFERENTES COLECTIVOS PROFESIONALES DENUNCIAN LA FALTA DE SENSIBILIDAD DE LA ADMINISTRACIÓN CON EL SECTOR CULTURAL

DIFERENTES COLECTIVOS PROFESIONALES DENUNCIAN LA FALTA DE SENSIBILIDAD DE LA ADMINISTRACIÓN CON EL SECTOR CULTURAL

Ante la convocatoria de plazas de la Conselleria d’Educació, Cultura i Esport de la Generalitat Valenciana para la administración cultural (convocatorias al cuerpo superior técnico y al cuerpo superior de gestión): 171/18 i 173/18, DOGV núm. 8998 de 15-1-2021.

Los colectivos y asociaciones profesionales:

  • ACRE (Asociación Profesional de Conservadores Restauradores de España)
  • AVA (Associació Valenciana d’Antropologia)
  • AVALEM (Associació Valenciana d’Educadors de Museus i Patrimonis)
  • Sección de Arqueología (Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Alicante)
  • Sección de Arqueología (Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Valencia y Castellón)
  • Sección de Historia del Arte (Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Alicante)
  • Sección de Historia del Arte (Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Valencia y Castellón)

Manifestan y denuncian que:

Una vez más, sufrimos una dura falta de respeto hacia los distintos y específicos perfiles profesionales que nutren la riqueza de las disciplinas académico-culturales.

Sin tener en cuenta perfiles profesionales específicos ni declarar los puestos funcionariales concretos y destinos a los que van asignadas las plazas. 

Nos apena, aunque no nos sorprende la falta de sensibilidad con el sector cultural, pues este hecho viene ocurriendo años atrás:

Por ello, denunciamos que estas convocatorias emplazan de forma genérica, sin establecer perfiles específicos, ni concreción de las plazas a cubrir, llegando a conformar una mezcla, cuál mercadillo, de distintas titulaciones del área de conocimiento de las humanidades.

Así, llaman, de esta forma, a licenciadas/os o graduadas/os universitarios en Bellas Artes, Conservación-Restauración, Geografía, Historia, Humanidades, Sociología, Antropología Social y Cultural e Historia del Arte, abriendo, en su párrafo siguiente, la posibilidad de que personas sin ninguna de estas titulaciones, que hayan desempeñado esa labor en la Administración Pública (paradójico, ya que no especifica qué labor) como personal temporal, puedan optar también a dichas plazas (igualmente paradójico al no especificar qué plazas). Es decir, a que personal sin la cualificación necesaria acceda a puestos funcionariales que, por necesidad, requieren de una alta especialización.

Este tipo de convocatorias pretende que cualquier perfil profesional pueda cubrir cualquier plaza específica en el ámbito de la cultura, mostrando con ello una evidente falta de respeto y rigor por parte de nuestra administración pública, en su obligación de guarda y custodia sobre nuestro Patrimonio Cultural.

Es, además, una nueva falta de respeto a los profesionales que han realizado su formación específica en universidades valencianas o estatales.

Sin relación a la titulación necesaria y volviendo a caer en los errores del pasado, se pretende que cualquier perfil profesional pueda cubrir una plaza específica. Según esto, una geógrafa/o ¿Podría restaurar una tabla gótica? Una restauradora/or ¿Podría realizar propuestas de organización museológica? Una arqueóloga/o ¿Podría preparar la programación expositiva de un museo de arte contemporáneo? Una historiadora/or del arte ¿Podría realizar campañas de excavación arqueológica? Una socióloga/o ¿Podría realizar la programación teatral de un centro de artes escénicas? Por supuesto, todas esas ramas profesionales están constituidas por personas altamente formadas/os oficialmente, capaces de ampliar sus perfiles más allá de lo que indican sus titulaciones pero, pretender que “todas/os podemos desempeñar cualquier función porque pertenecemos al mundo de la cultura” es desmerecer y menospreciar nuestro sector y nuestra profesionalización. 

De la misma forma que no aceptamos que la licenciatura en medicina habilite a nadie para ejercer veterinaria o a la inversa, que exigimos que la abogacía la ejerzan licenciadas/os en derecho colegiadas/os, que se requiera lo mismo en los campos de la arquitectura y la farmacia, debemos exigir el mismo rigor en el ejercicio público de cualquier otro campo de la Administración Pública, tal y como exige la legislación vigente: Ley de colegios profesionales 2/1974, sobre Colegios Profesionales, art. 3.2

Desde las universidades y, en general, en los planes de estudios del Ministerio de Educación, se ha hecho un esfuerzo en los últimos años, atendiendo a las normativas, legislación y recomendaciones de la U.E., para adaptar la formación de los estudiantes a las necesidades del mundo laboral. En el Plan Bolonia (2010) se partía de la idea de que la Universidad vivía al margen de las necesidades del mercado de trabajo. Por lo tanto, el esfuerzo  se ha encaminado hacia la consecución de una mayor especialización de las personas que se están formando. La Universidad se ha adaptado a estos requerimientos y los estudiantes se han comprometido a lograr este objetivo cursando estudios de postgrado, diplomas y másteres cada vez más especializados. Han invertido tiempo, intelecto y dinero en ello.

Pero este esfuerzo formativo no se corresponde con la oferta que, desde la Administración, se hace en las plazas convocadas. Conviven dos realidades que no caminan hacia un mismo objetivo, sino más bien parece que se alejan en sentido contrario. La Administración propone una oferta de empleo público que cada vez tiene menos en cuenta la especialización y la idoneidad que se requieren para desarrollar dichas tareas y que exigen reconocimientos muy concretos. Se produce así una frustración por parte de la Universidad y por las personas que se están formando y que sí estarían cumpliendo con ese compromiso.

Una falta de consideración a la cultura y a los profesionales de este ámbito desde la administración valenciana, evidenciando un enorme déficit de sensibilidad y profesionalidad.

El dia 25 de enero nos pusimos en contacto vía mail con las siguientes instituciones públicas y no hemos recibido ninguna respuesta:

-Dirección General de Patrimonio

-Instituto Valenciano de Conservación y Restauración

-Museu de Belles Arts de València

Por todo lo anterior, exigen:

-La corrección de las citadas convocatorias, especificando las plazas a cubrir y los perfiles profesionales/titulaciones específicas a que van dirigidas.

-La convocatoria separada de las diferentes plazas cuando requieran perfiles específicos claramente diferenciados.

-La revisión de la bolsa de empleo temporal A1-21, Cuerpo Superior Técnico de Administración Cultural de la Administración de la Generalitat, cuya convocatoria en 2017, en los mismos términos genéricos, la convirtieron en una bolsa inútil, ya que el funcionamiento de este tipo de bolsas obliga a recurrir a sus componentes en el orden en que obtuvieron su puntuación, sin atender a su titulación, especialización o perfil técnico. Por ello, exigimos que esta bolsa de trabajo se revise al objeto de:

  • Subdividirla en los diferentes perfiles profesionales necesarios para la administración cultural (necesidad trasladable a las bolsas homólogas de diputaciones y ayuntamientos).
  • Exigir que se convoquen plazas específicas de nueva creación (pues las que se convocan puede que estén ya cubiertas por interinos y, por tanto, no se está creando así más empleo), con perfiles específicos, para dar cabida, en las consecuentes bolsas, a aquellos perfiles profesionales que fueron excluidos en las pasadas convocatorias, así como dotarlas de suficientes candidatas/os de los diferentes perfiles. 

En este punto, cabe recordar la Constitución y el  Estatuto de los Funcionarios Públicos que establecen que “…el acceso a la función pública de acuerdo con los principios de mérito y capacidad (…) y las garantías para la imparcialidad en el ejercicio de sus funciones
Constitución Española. Título IV. Artículo 103. Epígrafe 3.

Y para que conste a los efectos oportunos, se hace entrega del presente manifiesto firmado por los abajo firmantes y respaldado por todos aquellos colectivos profesionales afines que se sumen a él.

error: Content is protected !!