El Centre del Carme despide el décimo aniversario del Festival 10 Sentidos con la danza de Gaston Core

El Centre del Carme despide el décimo aniversario del Festival 10 Sentidos con la danza de Gaston Core

‘The Very Last Northern White Rhino’, de Gaston Core y Oulouy, tendrá lugar el sábado y el domingo a las 19 horas en la Sala Refectori del CCCC

El Festival 10 Sentidos afronta este fin de semana su recta final junto al Centre del Carme Cultura Contemporània, con la actuación ‘The Very Last Northern White Rhino’, de Gaston Core y Oulouy, el sábado y el domingo a las 19 horas en la Sala Refectori. El centro de arte se mantiene una edición más entre las sedes habituales de 10 Sentidos, y para esta ocasión presenta esta coproducción entre el Festival Grec y la Sala Hiroshima: un solo de danza interpretado por Oulouy, bailarín de Costa de Marfil afincado en Barcelona, y bajo la creación escénica de Gaston Core.

Según el director del CCCC, José Luis Pérez Pont, “desde el Centre del Carme continuamos este fin de semana con nuestra programación especial en la que celebramos, este sábado, la Noche Europea de los Museos con varios conciertos relacionados con nuestro nuevo proyecto CCCC Music Lab. En el marco de esta celebración, renovamos un año más nuestra colaboración con el Festival 10 Sentidos ofreciendo un espacio alternativo en el que impulsar el desarrollo y disfrute de experiencias innovadoras en el ámbito de las artes escénicas”.

Cuando el periodista del New York Times Sam Anderson se enteró de la muerte del último macho de rinoceronte blanco del norte, cogió un vuelo a Kenia para observar y narrar con detalle la vida diaria de las dos últimas representantes de esta especie, que desaparecería definitivamente de la tierra una vez hubieran muerto. La imagen indiferente de estos individuos frente al destino de su especie transmitió al reportero una sensación de paz, en un momento de incertidumbre global.

En ‘The Very Last Northern White Rhino’ Core busca, a través de una investigación formal sobre distintos estilos de danza urbana (‘krumping’, ‘finger tutting’, ‘waving’, ‘afro’…), ofrecer la imagen del hombre que baila porque ha descubierto que, como lo expresa Paul Valéry, tenemos “demasiada energía para nuestros menesteres”. Es decir, presentar la danza como exceso, como celebración derivada de la vida, bailar hasta el agotamiento, bailar hasta el final porque “tal vez ya no haya nada más que se pueda hacer”.

Bailarín, actor, gestor cultural y licenciado en Dirección Escénica y Dramaturgia por el Institut del Teatre de Barcelona, Gaston Core dirige la Sala Hiroshima desde 2015. En esta pieza coloca al bailarín de danza urbana Oulouy fuera de su contexto urbano, en el centro de una sala, frente a un público. ¿No somos todos nosotros un poco como esa madre y esa hija de rinocerontes blancos, seres fuera de su contexto esperando indiferentes un final al que nos sentimos ajenos?

Intérprete y creador ofrecerán también una ‘masterclass’ el domingo en el Centre del Carme con la que abordarán las relaciones creativas y compartirán diferentes herramientas metodológicas para la búsqueda de nuevas estéticas de representación. Dividida en dos partes, la sesión dedicará una primera parte a exponer conceptos relacionados con las dramaturgias del cuerpo y una segunda a tratar de articular la relación entre pensamiento y acción a través de secuencias de movimiento improvisadas.

error: Content is protected !!