EL IVAM PRESENTA LA EXPOSICIÓN «CARDIOGRAMA» LOLA LASURT

EL IVAM PRESENTA LA EXPOSICIÓN «CARDIOGRAMA» LOLA LASURT

Exposición CARDIOGRAMA. LOLA LASURT.

El proyecto CARDIOGRAMA, que se exhibirá del 29 de abril al 19 de septiembre de 2021, tiene como punto de partida la visita de Lola Lasurt al Museu del Gremi Artesà de Fallers de València y el encuentro con un ninot indultado de nombre Democracia, obra del artista fallero José Azpeitia. El proyecto propone el traslado de este misterioso ninot a la planta baja de la galería 6 para envolverlo espacialmente mediante dos gráficos.

La artista Lola Lasurt propone reanimar a la figura de la democracia con disparos pirotécnicos

  • Su proyecto ‘Cardiograma’, en el IVAM, parte de las Fallas para realizar un diagnóstico sobre nuestra historia reciente

La directora del IVAM y comisaria de la exposición, Nuria Enguita, y la artista, Lola Lasurt, han presentado a los medios el proyecto ‘Cardiograma. Lola Lasurt’. La muestra, que se exhibirá desde el 29 de abril hasta el 19 de septiembre en la galería 6, plantea una serie de reflexiones sobre los pasados recientes a través de un ‘ninot’ indultado, de nombre ‘democracia’, y dos series de imágenes proyectadas sobre planchas de zinc o pintadas por la autora, dispuestas en cada uno de los pisos de la sala.

“Con Lola Lasurt nos preguntamos: ¿en qué punto de la democracia estamos? ¿Cuáles fueron sus objetivos iniciales? ¿Cuáles sus aspiraciones? La figura de la ‘democracia’, envuelta por ‘disparos’, nos habla de un mundo en retirada que la artista hace revivir y cuya imagen rebota en nuestro presente”, ha explicado Nuria Enguita.

El título de la exposición, ‘Cardiograma’, remite “a la idea de diagnóstico del estado del sistema personificado en esa escultura atemporal de la ‘democracia’, conservada junto a los ‘ninots’ indultados por el gremio fallero”, ha destacado la directora del museo. “A la vez, también podemos entender las mismas fiestas de las Fallas como un ejercicio de diagnóstico colectivo que anualmente responde a la actualidad sociopolítica más inmediata, este año doblemente en suspensión por la pandemia”.

La exposición es un proyecto específico para la galería 6 del museo “que tiene dos comienzos”, ha contado la artista. Uno de ellos parte de una visita al Museo del Gremi Artesà de Fallers de València en la Ciutat Fallera, en la que se encuentra por casualidad con un posible ‘ninot’ indultado de año incierto, quizá de principios de los años ochenta, llamado ‘democracia’, realizado por José Azpeitia. Es una mujer joven, tumbada, con los ojos cerrados. “Es, literalmente, una alegoría de la democracia que está dormida o quizá muerta”, ha afirmado la autora.

En el friso que la rodea, una serie de imágenes de archivos familiares realizadas entre los años cincuenta y setenta del siglo pasado muestran ‘disparaes’, ‘mascletaes’, ‘cordaes’ y ‘santantonaes’, a modo de partitura atonal, provocando un ritmo de hogueras y disparos que las planchas de zinc vuelven a activar. Explica Lola Lasurt que “he intentado reanimar a la democracia con disparos pirotécnicos. La democracia está dañada, en estado de suspenso, paralizada, como la ‘democracia’ de Azpeitia”.

“Otro comienzo de esta historia se desarrolla en el piso superior”, ha continuado, donde la artista presenta un friso histórico en el que ha pintado al óleo, sobre 42 metros de tela, fotograma a fotograma, una exhibición pirotécnica disparada durante la Gran Feria de Julio de 2017.

“Me fascinó porque recuperaba disparos antiguos como el ‘castell de pals’ y las bengalas romanas. Es una exhibición pirotécnica más lenta, con poca pólvora, que recuerda al arte cinético y a las vanguardias pictóricas que equiparaban sus abstracciones con composiciones musicales”. Esta intervención hace referencia también a las teorías vinculadas a la música atonal, que en este caso atienden al timbre del color.

Para la exposición, la artista ha colaborado con los estudiantes de la escuela del grado superior de Formación Profesional de Artista Fallero y Construcción de Escenografías, que han creado un cojín de vareta, a modo de soporte, que acoge, protege y cuida la figura de la ‘democracia’.

Nuria Enguita ha concluido la presentación señalando que en esta exposición “Lola Lasurt continua sus investigaciones ‘a destiempo’, un pensamiento en diferido que esquiva la doctrina histórica para reorganizar, desde el quehacer pictórico, otros relatos de nuestro pasado en que las imágenes, los objetos y, en este caso, las fiestas populares nos hablan de un tránsito complejo”.

Asimismo, la directora del IVAM ha querido agradecer la participación en la exposición del Gremi Artesà d’Artistes Fallers de València, la Pirotecnia Nadal-Martí de L’Olleria, los estudiantes del grado superior de Formación Profesional de Artista Fallero y Construcción de Escenografías, el Museo del Artista Fallero de València, el Centro de Documentación de la Fiesta de las Fallas y el Archivo Fílmico del Institut Valencià de Cultura (IVC).

Cardiograma es el nuevo proyecto específico que la artista Lola Lasurt propone para la Galería 6 del IVAM. Este trabajo supondrá la creación de dos grandes gráficos formalizados a la manera de friso histórico que se instalarán a lo largo de las dos plantas que componen la sala.

El proyecto tiene como punto de partida la visita de la artista al Museu del Gremi Artesà de Fallers de València y el encuentro con un ninot indultado de nombre “Democracia”, obra del artista fallero José Azpeitia. El proyecto propone el traslado de este misterioso ninot a la planta baja de la galería 6 para envolverlo espacialmente mediante los dos gráficos mencionados.

El gráfico de la planta inferior estará realizado mediante película analógica en blanco y negro digitalizada, donde se proyectarán filmaciones de distintos tipos de disparos realizados durante las fallas celebradas desde los años 30 hasta finales de los años 70. Los distintos estratos temporales de película se editarán a modo de partitura atonal, con un ritmo marcado por las hogueras y los disparos.

El proyecto propone establecer una analogía entre el potencial estético de los disparos en secuencia y los fundamentos de la pintura abstracta, basados en las partituras dodecafónicas.

El aspecto de cardiograma remite a la idea de diagnóstico del estado del sistema, personificado en el ninot atemporal de la «Democracia». A su vez, podemos entender las mismas fiestas de las Fallas como un ejercicio de diagnóstico colectivo que anualmente responde a la actualidad socio–política más inmediata, este año doblemente en suspensión a causa de la pandemia.

error: Content is protected !!