EL JARDÍN JESUITA DE VALENCIA LLEVARÁ EL NOMBRE DE LA HISTORIADORA DEL ARTE TRINI SIMON

EL JARDÍN JESUITA DE VALENCIA LLEVARÁ EL NOMBRE DE LA HISTORIADORA DEL ARTE TRINI SIMON

El jardín municipal que se ubicará en el yacimiento jesuita de Valencia llevará el nombre de la historiadora del arte, activista vecinal e hija predilecta de la ciudad Trini Simó. Así lo ha anunciado el alcalde, Joan Ribó, en la firma del convenio entre el Ayuntamiento y la Universitat de València para el diseño y ejecución de lo que se conoce como el jardín jesuita; un acto en el que el alcalde y el rector Mavi Mestre han firmado el convenio que hará posible esta nueva zona verde en el centro de la ciudad, articulada con las existentes, y en la que también han participado el vicealcalde, Sergi Campillo, así como el director del Jardín Botánico, Jaume Güemes. Ribó explicó que “escribimos una nueva página de la historia del paisaje que fue y será. Ahora que se habla tanto de superbloqueos, en Valencia ya teníamos uno, sólo teníamos que recuperarlo y hacerlo atractivo”.

En su intervención, el alcalde ha repasado la historia de lucha de “Save the Botanical”, colectivo del que formaba parte Trini Simó. Ribó recordó cómo “el 17 de junio de 1995, Save the Botanist convocó un abrazo cívico para unir simbólicamente la isla de los jesuitas y el Jardín Botánico. Unas 1.500 personas lo completaron. Ese evento fue el comienzo de una serie de manifestaciones que tuvieron lugar durante trece años para hacer frente a la presión inmobiliaria. Veintiséis años después, en satisfacción de una demanda ciudadana urbana histórica, es necesario honrar a todas las personas que trabajaron intensamente por el interés público”.

El alcalde ha afirmado que “el sitio jesuita no es ningún espacio y no sólo por su simbolismo. Este lugar ha sido testigo durante dos siglos de varias transformaciones urbanas desde que sus muros fueron demolidos. Donde estamos ahora, fue antes de la periferia y como tal, huertos y más huertos. Como saben, nuestro gobierno no desperdicia ninguna oportunidad para recuperar el panorama agrícola despreciado durante décadas por el desarrollo inmobiliario”.

En este sentido, Joan Ribó ha asegurado que “no podemos dejar más tiempo en guaret 7.215 m2 de la fachada norte del conjunto histórico en relación con el jardín del Turia y toda la infraestructura verde del Barrio Botánico y la ciudad. Además del concurso de proyectos, el siguiente paso será un Plan Director de todo el entorno, coherente con el Plan Especial, que recupera el caserío de la calle Beat Bono y que dinamiza esta isla verde. Ahora que se habla tanto de superbloqueos, en Valencia ya teníamos uno, sólo teníamos que recuperarlo y hacerlo atractivo”.

Y todo ello porque, a juicio del alcalde, “somos conscientes de que el yacimiento jesuita forma parte de una zona mucho más grande que incluye todo el espacio ordenado en un instrumento urbano y que agrupa el Jardín Botánico, el templo de San Miguel y San Sebastián y la Puerta de Quart”. Dada la magnitud y simbolismo de la obra, Joan Ribó anunció que “no podíamos dejar de invitar a profesionales en el campo de la arquitectura, paisajismo, biología o botánica, entre otros, a aportar las mejores ideas para contratar la redacción del proyecto paisajístico del yacimiento jesuita, su dirección opcional y también la intervención arqueológica. Se trata de una comisión única de unos 160.000 euros que ya hemos reservado para el presupuesto municipal, adquiriendo el compromiso de ejecutar la obra por parte del Ayuntamiento”.

Para concluir su discurso, Ribó dijo que “el reto del sitio jesuita también es social. No podemos ser indiferentes a una realidad que tenemos en el callejón de al lado. También debemos trabajar juntos para mejorar la situación de estas personas sin hogar”.

EL ACUERDO

El convenio firmado entre Ribó y el rector de la Universitat de València, Mavi Mestre, dará una solución integral al solar de titularidad municipal, complementando la colección del Jardín Botánico Universitario y el Jardín de Hespérides. El complejo será un jardín único que tendrá como principal motivo el cultivo valenciano y la agricultura urbana y que no será cedido a terceros. Tampoco incluirá los servicios habituales en parques urbanos como zonas de juegos infantiles o espacio para perros.

El jardín será propiedad del Ayuntamiento de Valencia, que se encargará tanto de la construcción como del mantenimiento posterior. Por su parte, la Universitat de València colaborará con el Ayuntamiento en la redacción del proyecto y la posterior dinamización didáctica y cultural del espacio.

La zona verde, visitable y abierta al público, será un espacio formativo en torno a l’Horta, su historia y biodiversidad, proximidad alimentaria y sostenibilidad, cuya base científica será aportada por la Universitat de València, que también abordará el posterior uso didáctico y educativo y el mantenimiento a largo plazo de los contenidos científicos.

Una comisión de seguimiento, integrada por dos miembros de cada institución, controlará la ejecución del acuerdo, que tendrá una duración de cuatro años que podrá prorrogarse por otros cuatro años.

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, aseguró en su intervención que “es un día muy especial y estoy muy ilusionado con tantos años como hemos tenido con este tema. Todos sabemos lo complicado que ha sido y, al mismo tiempo, lo fácil que ha sido cuando hemos empezado a trabajar”.

El vicealcalde ha afirmado que “el jardín del yacimiento jesuita es un gran proyecto para Valencia, que recogerá el pasado, el presente y el futuro, que conectará tradición y raíces con la reflexión y la ciencia”. El concejal ha destacado que “será un huerto municipal en el que el Ayuntamiento se encargará de la ejecución y mantenimiento y la Universidad colaborará en su diseño y explicación”. Sergi Campillo ha subrayado que “no es habitual que las administraciones colaboren simbióticamente para conseguir un proyecto en común y, por tanto, este es un ejemplo de cómo se pueden hacer las cosas”. El concejal ha destacado el carácter didáctico y educativo de la nueva huerta “para que la comunidad educativa aprenda el valor de la agricultura”.

Sergi Campillo ha destacado que el Ayuntamiento pondrá en marcha un concurso de proyectos para elegir al profesional o equipo de profesionales que elaborarán el diseño, llevarán a cabo la intervención arqueológica y liderarán la gestión facultativa. El proyecto ganador será seleccionado por un jurado de paridad y multidisciplinaridad donde habrá representantes del Ayuntamiento, la Universidad y personas ajenas a las dos instituciones, que decidirán de forma anónima la obra ganadora. El concejal ha avanzado que el consistorio “quiere fomentar la participación y animarnos a sorprendernos” y, por tanto, habrá tres premios de 10.000, 5.000 y 3.000 euros a los tres mejores proyectos. Sergi Campillo ha destacado que los participantes tendrán “libertad creativa” pero dentro del enfoque general del proyecto, que es “un jardín único inspirado en el paisaje agrícola valenciano y la Horta que rodea nuestra ciudad”.

Por su parte, la rectora de la Universidad, Mavi Mestre, ha agradecido “a la alcaldesa y a la vicealcaldesa su especial implicación en hacer realidad este acuerdo y por su visión de futuro para Valencia”. Mestre aseguró que “hoy cerramos una etapa de transformación urbana”. El rector ha afirmado que “el jardín jesuita será un espacio creado por la Universidad, que complementará el Jardín Botánico y será una transición, en forma de pulmón verde, al Jardín de Hespérides y, más allá, a los Jardines del Turia, un ejemplo internacional de espacio verde”.

error: Content is protected !!