CARMEN CALVO SE INSTALA EN EL MONASTERIO DE SAN MIGUEL DE LOS REYES DE VALENCIA

CARMEN CALVO SE INSTALA EN EL MONASTERIO DE SAN MIGUEL DE LOS REYES DE VALENCIA

Por: Joan J. Soler Navarro. Historiador y Crítico de Arte

La obra/instalación posiblemente más icónica y esencia del arte de Carmen Calvo se ha instalado definitiva en el coro del Monasterio de San Miguel de los Reyes de Valencia. Se trata de una instalación, una caja de 4 por 4 metros, con más de 3.000 piezas. Un cubo con una pequeña apertura por la que se vislumbran, sobre paredes, suelo y espejo, miles de objetos. Cerámica, barro, escayola, hierro… composiciones propias de la artista que evocan a la artesanía valenciana de sus raíces y su formación escultórica.

Junto a la obra icónica de Carmen Calvo podremos contemplar en San Miguel de los Reyes, cuatro obras realizadas sobre caucho, de 200 x 140 centímetros, ejecutadas con técnica mixta y collage: El tordoAbd al SalamAlicia, y La última cena. Los cuadros penden de tres de los muros del coro y dialogan y dan sentido al mundo objetual del conjunto de obras de la artista valenciana, siguiendo los mismos principios que inspiraron la instalación presentada en la Bienal de Venecia en 1997. También encontramos la pieza Escalera de corazones, una fotografía intervenida, en la que aparecen un grupo de devotas, de rostros desdibujados por un velo naranja, sin identidad, que aluden a la plegaria, a la oración, a la intensidad religiosa de un tiempo pasado y no muy lejano, en una clara referencia a la España franquista, según el comisario de esta nueva instalación, Rafael Gil.

La instalación «Una conversación, 1997» de Carmen Calvo, reposa sin alteraciones en el coro del monasterio de Sant Miquel dels Reis de València. Esta misma obra de Carmen Calvo, ha estado expuesta en la Bienal de Venecia, donde se estrenó en 1997; el Museo de Bellas Artes de València (1998), el museo francés de Besançon (2010); el Centro de Arte Tomás y Valiente de Fuenlabrada (2014); la Sala Alcalá, 31 de Madrid (2016); y el Kubo-Kutsa, de San Sebastián (2019).

Premio Internacional Julio González 2020

El Consejo Rector del IVAM aprobaba hace un año, otorgar el Premio Internacional Julio González 2020 a la artista valenciana Carmen Calvo, referente internacional del arte contemporáneo valenciano, que cuenta también con reconocimientos como el Premio ACCA de la Crítica, el Premio Alfons Roig de la Diputación de Valencia o la Medalla de la Facultad de Bellas Artes de San Carlos.

Con este reconocimiento la Generalitat Valenciana -a la que Carmen Calvo ha donado ahora su obra/instalación-, visualiza aún más la aportación de Carmen Calvo al arte valenciano e internacional, y la sitúa a ella como creadora multidisciplinaria, con una capacidad brillante de uso y mezcla de materiales muy diversos que armonizan serenidad y rotundidad en un mensaje que explicita la importancia del papel de la memoria en buena parte de su obra. Carmen Calvo ha reivindicado el papel social de las mujeres en el arte y en la vida, y es por eso que este galardón es también un reconocimiento a su feminismo vital”.

Cabe señalar que durante los últimos años, el Premio Internacional Julio González ha puesto en valor la trayectoria de mujeres artistas. En 2018 lo recibió Annette Messager y en 2020 Mona Hatoum.

Carmen Calvo es un caso único del arte valenciano, español e internacional. Su obra está profundamente arraigada al entorno físico y cultural para construir identidades individuales y colectivas. Sus objetos, son contenedores de la memoria imaginaria y colectiva de nuestra sociedad. Una obra hecha con el corazón, sentida, querida y vivida con la que cualquier persona se puede sentir identificada. Sus cuadros y esculturas muestran la visión feminista de una creadora que pone luz a la incertidumbre. Ha llegado el momento de reconocer a Carmen Calvo con este premio, por ser una artista sincera, comprometida y de un gran nivel artístico.

error: Content is protected !!