Crítica teatral: FEDERICO, FUNCIÓN SIN TÍTULO  – L’Últim Toc Teatre · Sala Ultramar  (Valencia)

Crítica teatral: FEDERICO, FUNCIÓN SIN TÍTULO – L’Últim Toc Teatre · Sala Ultramar (Valencia)

Por: Vicent Vila, autor y director teatral

EL MUNDO LORQUIANO EN UN ACTO

FOTOS DE  IVAN JIMÉNEZ

L’Últim Toc Teatre, la compañía creada en Sueca en 2014, nos sorprende una vez más con una atrevida propuesta. El punto de partida es que Federico García Lorca, 80 años después de su asesinato, decide hablar: “Ya que no me distéis una tumba, dejadme un escenario para contarlo todo.”

Para ello contará en el espectáculo con la ayuda de Margarita Xirgu, ambos con música en directo, canciones y reflexiones no exentas de humor nos harán viajar al mundo onírico, literario, personal y vital del poeta granadino.

Para esta aventura, no exenta de riesgo y en la que brillan sobradamente todos los implicados, han partido de un texto de Emili Chaqués, a quien también vemos en escena, y Carles Montoliu, sobradamente conocidos y consolidados profesionales de teatro que consiguen sintetizar la obra y vida de Lorca y potenciar sus encuentros y desencuentros amorosos en poco más de una hora.

Por si esto fuera poco se han envuelto de un reducido equipo altamente experimentado y avalado por premios y múltiples realizaciones: Joan Miquel Reig, con su sensibilidad y eficaz acierto en la dirección escénica y escenografía, Pascual Peris que con un vestuario exquisito resuelve las distintas etapas del poeta y con una sugerente iluminación, todos ellos logran que, sin apenas darnos cuenta, nos sumerjamos en la función desde el primer momento.

En este contexto, los intérpretes se mueven en un envoltorio que les facilita la difícil tarea de la que salen muy bien parados. Por un lado Federico (Emili Chaqués) borda los mil matices de Lorca con su voz armoniosa y juguetona cuando se requiere y que además canta y entona con su guitarra con seguridad y encanto, y por otra parte Paula Santana que da el contrapunto y eficaz complemento con su creación de la actriz y amiga Margarita Xirgu en un dúo singular  que potencia la actuación de ambos.

Pero la representación va más allá de la biografía de Lorca, al tiempo surgen delicada y valientemente  temas como la memoria histórica, la difícil cuestión de la diversidad sexual  y la homosexualidad y el desconocimiento del sufrimiento propio de la solitaria creación artística…

Felicidades para todo el equipo, sin olvidarnos de aplaudir a la Sala Ultramar de su renacimiento por todos deseado y que se vaticinaba después de su exitosa campaña de crowdfunding de diciembre pasado para dar continuidad a su proyecto de exhibición escénica.

error: Content is protected !!