MOISÈS GIL «ESPAI I CONTEXTUALITZACIÓ LA MARE DE DEU  500 ANYS» EN EL CASTILLO DE COCENTAINA

MOISÈS GIL «ESPAI I CONTEXTUALITZACIÓ LA MARE DE DEU 500 ANYS» EN EL CASTILLO DE COCENTAINA

ESCULTURA y DIBUJOS

29 octubre / 28 novembre 2021

Capella de Sant Antoni. Palau Comtal – Espai d’Art. COCENTAINA

De la mano de la Pía Unión y la Regidoría de Fira, este año tan señalado donde coinci­den la celebración del 500 aniversario del prodigio de las lágrimas de la Mare de Deu coincidiendo con el 675 aniversario de la Fira de Tots Sants se ha pretendido fusionar la tradición ancestral de la celebración del milagro, la perdurabilidad en el tiempo de la celebración de la Fira junto con la contemporaneidad de las propuestas artísticas del escultor contestano Moisès Gil.

El juego con el espacio con líneas cartesianas y curvas de medio punto, que hacen referencia al más puro estilo medieval, se genera una nueva visión de acotación espacial donde el vacío adquiere volumen y donde ese volumen vacío se adueña de la forma del icono de nuestra Mare de Deu, esto lo podemos observar en la escultura monumental inaugurada el 17 de abril de este año y ubicada en la plaza Cardenal Férriz, con seis metros de altura, se alza monumen­tal sobre una base de cemento y piedra, la escultura referente de la Mareta, pero trasladada al siglo XXI, utilizando las premisas tanto formales como conceptuales de nuestra propia contemporaneidad, priorizando el discurso semántico a la forma vi­sual, en nuestro caso, generando una hibridación entre juegos de percepción visual, apropiaciones espaciales, juegos dinámicos de figura – fondo y sobre todo adecua­ción contextual y reciprocidad entorno – escultura, sobre todo: contexto ¬– objeto.

Podremos ver en la exposición en la Capilla de San Antoni una muestra de dibujos, escultura, joyas y fotografías del proceso de ejecución de la escultura pública.

Los dibujos, realizados en tintas naturales como café y nogalinas sobre papel, don­de las manchas predominan sobre las líneas que junto a la intuición y habilidad del espectador que junto a la memoria histórica que del icono de Mareta que siempre tenemos presente, hacen el resto y cierran la composición.

El resto, una serie de doce esculturas todas ellas realizadas en acero corten, juegan con el espacio y los planos y líneas que delimitan esos espacios libres y los convier­ten a la vez en material escultórico susceptible de ser modelado y sobre todo perci­bido como volumen. Cabe destacar el juego de sombras que se generan en el espacio expositivo, siendo este el principal receptor de los dibujos que se proyectan con una amplia gama de grises, estas formas adquieren entidad propia al independizarse totalmente de la escultura.

Esperamos que el espectador –el gran protagonista– se identifique con la Mare de Deu, la sienta como propia y experimente la exposición –experiencia artística– con la mente abierta y predispuesta de la contemporaneidad.

Moisès Gil

error: Content is protected !!