“Protege lo que amas” de Antonio Segura “Dulk” en la Galería Tuesday to Friday de Valencia

“Protege lo que amas” de Antonio Segura “Dulk” en la Galería Tuesday to Friday de Valencia

Inauguración: Viernes 11 de marzo 18 h.


Antonio Segura DULK conecta, con sabiduría estética y ética, su creación de la Falla Municipal, plantada finalmente en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia en 2022, y presenta esta exposición individual en la Galería Tuesday To Friday titulada «Protege lo que amas». 

El artista proyecta sobre las piezas expuestas sus reflexiones sobre la conservación de la Naturaleza; su comprensión del problema de manera global y desde un profundo apego a su tierra, considera que el hábitat natural es un tesoro que no debe ser destruido. 

Dulk contribuye con su trabajo artístico a visibilizar el hecho ineludible, la necesidad de proteger lo que amas.

Antonio Segura “Dulk” relaciona, con sabiduría estética y ética, su creación de la Falla Municipal, finalmente plantada en la Plaza del Ayuntamiento de València en 2022, y esta exposición individual en el
nuevo espacio de Tuesday to Friday, titulada Protect what you love. El artista proyecta en las piezas exhibidas sus reflexiones sobre la conservación de la Naturaleza; entiende el problema de manera global y desde un profundo apego a su territorio, considera que el hábitat natural es un tesoro que no debe ser destruido. Dulk contribuye con su quehacer artístico a visibilizar lo ineludible, la necesidad de proteger aquello que amas.
Las fallas son ejemplo de arte/vida arraigado en la sociedad; una fiesta popular declarada desde 2016 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO; en cierto modo, son pioneras del
arte urbano más auténtico. Luego, lo lúdico también puede incluir lo artístico. Nuestra exposición es un excelente ejemplo de simbiosis: falla efímera en la calle, pintura y escultura, con obras expuestas en
el magnífico espacio de la galería, esto es arte contemporáneo, real.
Antonio Segura conoce la importancia de las palabras y sabe materializarlas con sus manos. No es labor fácil. En contrapartida, para nuestro disfrute, se hace necesario dedicar cierto tiempo a la escultura Protect what you love y escudriñar las escenas que revelan pistas sobre su amor por las especies protegidas y compromiso medioambiental.

Dulk modela como dibuja, con línea nítida y contorno enfocado; la escultura es compleja, espacial por definición, lo que facilita el deleite con el tratamiento del detalle, texturas y colores. Su base reproduce la banquisa quebrada, y también una diana, la señal que connota peligro en los códigos personales del artista. Este es el escenario sobre el que se disponen los actores y el decorado. Moverse alrededor nos permite viajar por diferentes ecosistemas: la sabana africana, el océano ártico o las grandes llanuras australianas, donde los koalas se ven amenazados por los incendios y el avance de la desertificación. Sin agua no hay vida. Dulk representa con sus figuras las amenazas y sus consecuencias. Por ejemplo, los cazadores furtivos han diezmado al rinoceronte blanco del norte, tan solo por el valor especulativo de su cuerno, empleado en la medicina tradicional china.
De ahí la metáfora visual de las cornamentas transformadas en cactus y ramas espinosas, intocables para los humanos, como si los animales hubieran desarrollado fantásticos mecanismos de defensa contra
su depredador más despiadado. Un libro nos recuerda la ausencia de cientos de especies extinguidas. El pequeño monumento se sustenta sobre un mermado iceberg. Su deshielo se está acelerando por el
calentamiento global y la ruptura del equilibrio climático. La consecuencia está representada por la figura de un enorme oso polar que se deshace, quemándose como si de un cirio se tratara, genial tropo.
Dulk marca su desaparición al rato que la llama termine de consumir la vela sobre su cabeza. El cuerpo central amalgama diversos elementos simbólicos: un reloj de arena que señala el tiempo restante; el pescado convertido en lata por la explotación intensiva de los mares; la tortuga, cuyo caparazón protege al Árbol de la Vida. De nuevo la cara y cruz, en la parte trasera de la pieza, los árboles se metamorfosean en tuberías y grúas, la fauna muta con formas mecánicas y se adapta a la pesadilla construida por el ser humano.
Dulk pinta como sueña, con delicadas parejas de colores fríos y cálidos: amarillos cadmio, anaranjados, ocres amarillentos y algún carmín quebrado, frente al azul celeste, los verdeazulados, aguamarinas y violáceos. La pintura Protect what you love condensa lo sustancial en sus dos dimensiones. Los personajes aparecen en un mundo crepuscular, iluminado de esperanza y conciencia crítica. Los quince
preciosos dibujos en escala de grises articulan toda la exposición, son estudios de emociones y expresividad, retratos de los tres personajes protagonistas; el tucán Grecia, la primera ave curada con una prótesis impresa en 3D, confeccionada para reconstruir su pico roto, debido al maltrato animal; el entrañable oso polar derritiéndose y nuestro querido personajillo encapuchado, enigmático, que guía y señala el sentido mismo de la Naturaleza: si perdemos todo conocimiento sobre ella, lo perdemos también sobre la humanidad. El mensaje, no por repetido menos urgente, es necesario rectificar, cambiar nuestros hábitos de vida y consumo, para salvar la Tierra.
Juan Canales
Universitat Politècnica de València

MARTES A VIERNES C/ San Pedro Pascual, 7, 46008, València

error: Content is protected !!